sábado, 1 de diciembre de 2012

Cuando los niños detestan leer

Parte del problema es la falta de motivación por la lectura. Una vez el niño ha perdido la motivación, esta difícilmente se puede recuperar, pero ¡ojo! difícil, pero no imposible:

Cada vez hay más niños que pueden leer pero no lo hacen. Es en el proceso de aprender a leer que los niños se desmotivan.


Hay muchas cosas que los distraen. Los niños no viven en cabañas de madera donde lo único que se puede hacer es leer. Puede ser una combinación de mirar demasiada televisión en casa y tener que hacer muchos ejercicios aburridos en la escuela.

La motivación para leer también tiende a disminuir a medida que los niños crecen. Leer es como cualquier otra destreza. Si no practicas, no lograrás desarrollar el vocabulario, las habilidades y la facilidad. No podrás leer con rapidez.

¿Su hijo prefiere sacar la basura que elegir un libro? La Dra. Marie Carbo, fundadora y directora del National Reading Styles Institute, dice que los sentimientos de los niños acerca de la lectura tienen un efecto tremendo sobre si se transformarán en lectores de por vida o no. A continuación se presentan algunos de los consejos de esta experta en el tema:

¿Qué es lo que no deberían hacer los padres cuando leen con sus hijos?


Nunca me olvido de esta historia. Había una mujer sentada detrás de mí en el avión leyendo con su hijo. Escucharlo leer era insoportable. El niño se trababa más de lo que leía; le resultaba realmente una tortura.
Lo que se debe hacer en esa situación es leerle al niño primero y luego leer juntos. Muchos padres creen que la dificultad para leer es algo normal, que debería ser difícil y que así es cómo se aprende. Eso es lo primero que deseo borrar de la mente de las personas.
Se supone que el niño debe sentirse bien al leer. Cuando lo logre, se transformará en lector. Todos repetimos las cosas que nos dan placer.
¿Cómo pueden incentivar los padres a sus hijos para que lean en casa cuando tienen dificultad para leer en la escuela?


Todo depende de cómo se haga. Intente hacerlo de manera relajada y discreta durante una parte breve del día. Comparta algo de lo que está leyendo usted. Lea en voz alta alguna parte interesante o divertida de un libro que esté leyendo. Atrape la atención de su hijo con un libro de adivinanzas para niños, un párrafo de una revista de deportes como Sports Illustrated o un artículo del periódico.
Demuestre cómo usted lo disfruta. Hágalo realmente breve y fácil. No conviene que sea severo con esta actividad, en especial si su hijo está desmotivado en la escuela.
Para los niños que han perdido la motivación para leer, el camino de regreso es leyendo material que les resulte sumamente interesante. Lo más probable es que su hijo hasta tenga que disociar lo que hace en la escuela con el acto de leer algo por placer.
Pida en la biblioteca que le recomienden material adecuado para la edad de su hijo y que sea de gran interés, y comparta algunos fragmentos divertidos. Si a su hijo le gusta una película, llévele el libro. Concéntrese en sus intereses.
¿Cómo logró que en su clase leer sea una actividad divertida para los niños?


Yo realmente tenía la convicción de que todos aprendemos y procesamos la información de manera diferente. Comencé a experimentar con nuevos métodos de lectura en la clase.
Hacía que los niños dictaran o escribieran historias sencillas. Los grababa: hablando despacio y dejaba algunos minutos que valieran la pena en cada lado de la cinta. Luego, creaba juegos usando las palabras de sus cuentos. Los niños tenían que hacer coincidir las palabras con las imágenes. Jugaban al bingo y a las cartas con las palabras. Trataba que leer fuera divertido. Y de repente sucedió algo realmente sorprendente: todos los niños empezaron a leer.



sábado, 17 de noviembre de 2012

Cuentos interactivos

En este enlace podrás encontrar cuentos interactivos para disfrutar y comenzar a ver la lectura de otro modo.



La educación en Colombia y la necesidad de motivar la lectura en nuestros niños

La educación en el mundo de hoy, presenta día a día cambios diversos en cuanto a la manera en que se evalúa y se determina el desempeño de un estudiante, poniendo a prueba cada vez más, su verdadera capacidad de análisis del entorno que le rodea. En Colombia, la educación no está exenta de tales modificaciones, ya que constantemente nuevas leyes, reglamentos, lineamientos y currículos son concebidos, a sabiendas de que la implementación de los mismos requiere de tiempo y adaptación dentro del aula de clase, ese lugar donde diariamente el maestro se las ingenia para captar la atención de sus estudiantes, para ser escuchado y tratar de emplear la imaginación como la herramienta para crear aventuras que conviertan el conocimiento en una apasionante experiencia vivida. 

Las pruebas, los formatos y escalas de evaluación en nuestro país, exigen al educando estar apto en los procesos que se plantean: apropiación de conocimientos y logro de un buen nivel académico. No obstante, se presentan obstáculos que dificultan dichos procesos, entre ellos: ritmos asimétricos de aprendizaje, problemas disciplinarios, escasa comprensión y producción de textos, poca facilidad para la expresión oral y falta de interés por el estudio. Lo anterior redunda en una situación que se repite en la mayor parte de instituciones educativas del país; sólo un selecto grupo de estudiantes alcanzan los objetivos propuestos, mientras que la mayor parte se quedan relegados en el transcurrir de ese proceso. 

Partiendo de los ánimos y los deseos de aprender que manifiestan los estudiantes, es importante utilizar la lectura como estrategia metodológica de enseñanza, que permita desarrollar en los estudiantes el pensamiento y la discursividad a través de la lectura de cuentos y fábulas, dibujos, pre – escritura, videos, dramatizaciones, visitas a la biblioteca, entre otras actividades que los motive en su aprendizaje, mejorando de esta manera su bienestar y la calidad escolar; fortaleciendo también las habilidades básicas: hablar, leer, escuchar y escribir. 


Ordinary world

Este es un tema maravilloso de Duran Duran. A pesar de los tropiezos el camino continúa...


Came in from a rainy Thursday
On the avenue
Thought I heard you talking softly

I turned on the lights, the TV
And the radio
Still I can't escape the ghost of you

What has happened to it all?
Crazy, some are saying
Where is the life that I recognize?
Gone away

But I won't cry for yesterday
There's an ordinary world
Somehow I have to find
And as I try to make my way
To the ordinary world
I will learn to survive

Passion or coincidence
Once prompted you to say
"Pride will tear us both apart"
Well now pride's gone out the window
Cross the rooftops
Run away
Left me in the vacuum of my heart

What is happening to me?
Crazy, some'd say
Where is my friend when I need you most?
Gone away

But I won't cry for yesterday
There's an ordinary world
Somehow I have to find
And as I try to make my way
To the ordinary world
I will learn to survive

Papers in the roadside
Tell of suffering and greed
Here today, forgot tomorrow
Ooh, here besides the news
Of holy war and holy need
Ours is just a little sorrowed talk

And I don't cry for yesterday
There's an ordinary world
Somehow I have to find
And as I try to make my way
To the ordinary world
I will learn to survive

Every one
Is my world, I will learn to survive
Any one
Is my world, I will learn to survive
Any one
Is my world
Every one
Is my world 


Observa, escucha y comprende...


Responde:

¿Qué enseñanza te deja el cuento?
¿Cómo puede ser el título del cuento?
¿Cuáles son los protagonistas del cuento?
¿Cómo le cambiarías el final?
¿Qué otros personajes puedes agregarles? Continúa el cuento.

¿Por qué es importante la lectura en los niños?

El leerle un cuento a nuestros estudiantes puede beneficiarles de manera importante tanto a ellos como a nosotros, por ejemplo estimula su lenguaje e imaginación, consigues relajarte y relajarlo creando unos lazos más fuertes entre ambos y éstos tan sólo son algunos de los beneficios que tiene esta actividad, se puden  mencionar más:
  • El escuchar cuentos hace a los niños más reflexivos, ya que en éstos siempre encontraremos un mensaje que los lleve a comprender la forma en que deben actuar y comportarse, a saber distinguir entre lo bueno y lo malo. 

  • Les ayuda a combatir sus propios temores. En muchos de los cuentos el niño se puede identificar con las emociones de los protagonistas, y el conocer el desenlace y lo que le va ocurriendo a lo largo de la historia, supone tener argumentos para afrontar sus propios miedos, con una sensación de mayor control.

  • El cuento es una de las bases para el desarrollo intelectual del niño, al contarle una historia podemos lograr que entienda las cosas con más rapidez, que su cerebro trabaje con mayor certeza. 


  • Se estimula su memoria y sus ganas de expresarse. 

  • Desarrolla y amplían las capacidades de percepción y comprensión del niño, así como su sensiblidad. 

  • Fomenta la lectura y el amor por los libros en nuestros estudiantes, ya que el interés que les despiertan las historias mágicas y llenas de aventura plasmadas en esas páginas, aumentan sus ganas de conocer más relatos, por eso es fácil que acaben amando la lectura. 

  • El niño aprende más palabras, su vocabulario es más amplio y este aspecto le ayudará muchísimo posteriormente, porque podrá leer mucho mejor y por consiguiente tener un mejor desempeño escolar. 

  • Los niños a quienes sus padres frecuentemente les leen cuentos, saben escuchar y poner a tención, elementos muy necesarias para un buen aprendizaje. 



El hábito de la lectura: todo un reto.

La lectura en los niños hoy, se ve cada día más afectada por las herramientas tecnológicas que compiten entre sí, por cuál de ellas llama más la atención de los infantes. Estas herramientas captan la atención de los niños con un sinnúmero de imágenes, animaciones y videos, convirtiendo a la lectura de textos en algo aburrido que  tiende a ser para ellos una actividad monótona que sólo hacen por obligación y no por gusto.


El hábito de la lectura es cada vez más escaso en los niños y jóvenes de la actualidad. Tratar de fomentar nuevamente este maravilloso hábito es un reto. Una manera de hacerlo es a través de la LITERATURA INFANTIL. Veamos un aparte de un famoso cuento de hadas y seguramente atrapado quedarás: